Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Vicente Huidobro’

Arte Poética

Lunes, 15 de junio de 2009 Sin comentarios

Que el verso sea como una llave
Que abra mil puertas.
Una hoja cae; algo pasa volando;
Cuanto miren los ojos creado sea,
Y el alma del oyente quede temblando.

Inventa mundos nuevos y cuida tu palabra;
El adjetivo, cuando no da vida, mata.

Estamos en el ciclo de los nervios.
El músculo cuelga,
Como recuerdo, en los museos;
Mas no por eso tenemos menos fuerza:
El vigor verdadero
Reside en la cabeza.

Por qué cantáis la rosa, ¡oh Poetas!
Hacedla florecer en el poema ;

Sólo para nosotros
Viven todas las cosas bajo el Sol.

El Poeta es un pequeño Dios.

Leer más…

Ella

Domingo, 26 de abril de 2009 Sin comentarios

Ella daba dos pasos hacia delante
Daba dos pasos hacia atrás
El primer paso decí­a buenos dí­as señor
El segundo paso decí­a buenos dí­as señora
Y los otros decí­an cómo está la familia
Hoy es un dí­a hermoso como una paloma en el cielo

Ella llevaba una camisa ardiente
Ella tení­a ojos de adormecedora de mares
Ella habí­a escondido un sueño en un armario oscuro
Ella habí­a encontrado un muerto en medio de su cabeza

Cuando ella llegaba dejaba una parte más hermosa muy lejos
Cuando ella se iba algo se formaba en el horizonte para esperarla Leer más…

Categories: Literatura Tags:

¿Irí­as a ser ciega que Dios te dio esas manos?

Domingo, 8 de marzo de 2009 1 comentario

Mujer el mundo está amueblado por tus ojos
Se hace más alto el cielo en tu presencia
La tierra se prolonga de rosa en rosa
Y el aire se prolonga de paloma en paloma

Al irte dejas una estrella en tu sitio
Dejas caer tus luces como el barco que pasa
Mientras te sigue mi canto embrujado
Como una serpiente fiel y melancólica
Y tú vuelves la cabeza detrás de algún astro

¿Qué combate se libra en el espacio?
Esas lanzas de luz entre planetas
Reflejo de armaduras despiadadas
¿Qué estrella sanguinaria no quiere ceder el paso?
En dónde estás triste noctámbula
Dadora de infinito
Que pasea en el bosque de los sueños

Heme aquí­ perdido entre mares desiertos
Solo como la pluma que se cae de un pájaro en la noche
Heme aquí­ en una torre de frí­o
Abrigado del recuerdo de tus labios marí­timos
Del recuerdo de tus complacencias y de tu cabellera
Luminosa y desatada como los rí­os de montaña
¿Irí­as a ser ciega que Dios te dio esas manos?
Te pregunto otra vez

Fragmento de Altazor, Canto II. Vicente Huidobro.
www.amediavoz.com/huidobro.htm

Imagen: www.flickr.com/photos/carlosluna