Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Dios’

Arte Poética

Lunes, 15 de junio de 2009 Sin comentarios

Que el verso sea como una llave
Que abra mil puertas.
Una hoja cae; algo pasa volando;
Cuanto miren los ojos creado sea,
Y el alma del oyente quede temblando.

Inventa mundos nuevos y cuida tu palabra;
El adjetivo, cuando no da vida, mata.

Estamos en el ciclo de los nervios.
El músculo cuelga,
Como recuerdo, en los museos;
Mas no por eso tenemos menos fuerza:
El vigor verdadero
Reside en la cabeza.

Por qué cantáis la rosa, ¡oh Poetas!
Hacedla florecer en el poema ;

Sólo para nosotros
Viven todas las cosas bajo el Sol.

El Poeta es un pequeño Dios.

Leer más…

Falible

Viernes, 24 de abril de 2009 Sin comentarios

Estaba Dios sentado al borde del universo, mirando satisfecho su creación; “todo esto es muy hermoso” pensó, “pero no tengo con quien hablar”. Levantó su mirada y creo un nuevo planeta e hizo brotar la vida, “a las 11 nacerá mi elegida, Marí­a, a las 11.05 mi hijo” y esperó pacientemente mientras se daba una vuelta por el universo.

Cuando volvió su hijo lloraba en una cruz y con voz lastimera le decí­a: ¡Padre! ¿Porqué me has abandonado?. “¡¡Cresta!!” pensó, “¡¡Pero otra vez lo mismo!! Esta vez no arregló nada”. Leer más…

Diabla Inquisición

Domingo, 30 de noviembre de 2008 Sin comentarios

Históricamente siempre han existido los inhumanos de turno. No hace mucho que nos desayunamos con las imágenes de prisioneros de guerra en Irak o con cajeras de supermercado usando pañales, pero en realidad, no es que no supieramos que ello ocurrí­a, sino que nos es más llevadero el dí­a a dí­a sin mortificarnos tan seguido por hechos sobre los cuales no tenemos ni el más mí­nimo poder directo.

Sin embargo, de cuando en vez, damos por ahí­ de rebote con algún documento vertebral de nuestra ‘histeria’ universal que nos provoca una extraña sensación, la de sentir esa vergí¼enza que heredamos ví­a ADN, como para no olvidar lo retorcido que un humano puede llegar a ser cuando la tierra y el abono son los trágicamente necesarios. Leer más…