Inicio > Opinión > ¡JO, JO, JO!

¡JO, JO, JO!

Viernes, 26 de diciembre de 2008 Dejar un comentario Ir a comentarios

¡Vosotros, que sólo creéis en lo que veis! Debo deciros que no se trata sólo de ver… se trata de interpretar. Y hay que saber interpretar para ver bien.

Quiero escribir sobre lo que hizo el gobierno de la ciudad de Córdoba (Argentina) en la Plaza España, para que pueda leerlo cualquiera, no sólo un argentino y mucho menos sólo cordobeses de capital.
Como los historiadores nos dicen, las grandes movilizaciones, las grandes rebeliones, por lo general ocurren en plazas públicas, una conducta más que debemos a los griegos. Por eso, cuando se hicieron los planos de la ciudad, decidieron trazar diagonales que confluyan en la Plaza España, para que el órgano represor del momento acceda más rápido y fácil hasta allí­.

Hoy es una de las plazas más importantes, justamente por su ubicación y por reunir avenidas muy transitadas. Ahí­, en esa mismí­sima plaza circular, está sucediendo el suceso: imagí­nese una pelopincho ploteada con motivo de un paquete de regalo. Ahora imagine muchas, cubriendo la mayorí­a de las torres que tiene la plaza. Cada “regalo” lleva un flamante y rí­gido moño (¿de aluminio?) dorado. En el centro, armaron un cono de luces. Vendrí­a a ser un “pino”, o algo conceptualmente similar, que cuando está encendido deja “interpretar” un diamante en su interior. Alrededor de toda la base hay más paquetes de regalo, del tamaño de botes de pintura, dispuestos uno al lado del otro. Como dato extra, la noche que se inauguró hubo fuegos igual de artificiales que el resto. Tantos, que por unos momentos se respiraba pólvora y se veí­a borroso.

No soy creyente, pero sé que la Navidad es una celebración religiosa, y que lo festejado es el nacimiento de Jesús (¿por qué muchos dicen “nacimiento del niño Jesús? Digo, ¿alguna vez nació un adulto?). Por eso también sé, y es fácil intuir, que la forma de simbolizarlo es con un pesebre. ¿Entonces? ¿Cómo ve, cómo interpreta la Navidad el gobierno?

El pino y los regalos simbolizan el consumo. Es otro concepto de la Navidad; es el que contempla los regalos. De hecho, la pregunta post 25 suele ser: ¿Qué te regalaron por Navidad? Se ha trasladado un concepto; el consumo ya no disimula haber tomado esta fecha como fiesta propia (ni hablar de los “dí­as de”). La imagen que se ve en la Plaza España produce un impacto social muy fuerte. Vi tantos niños la noche de la inauguración, que quedé horrorizada pensando lo que habrán interpretado después de lo que vieron. Me imagino que la mayorí­a debe querer un regalo así­ de grande para Navidad. Y así­ de costoso… como pretenden hacer ver los moños dorados, remitiendo al lujo, a la riqueza… y ese “diamante” dentro del pino.

Un taxista me dijo que gastaron $90.000 (casi u$s 30.000) en esta publicidad – porque no es otra cosa – navideña. Parece que quieren trasladar otro concepto, y que la gente comience a disfrutar de una feliz naBidad.

Categories: Opinión Tags:

  1. Sin trackbacks aún.