Amparo

Miércoles, 24 de diciembre de 2008 Dejar un comentario Ir a comentarios

Piel tranquila
que tu nombre llegue luego
y mi ruego bendiga tu asombre
cuando veas las luces del hombre
el gimnasio de estrellas a tus pies
estés siempre en el momento y lugar correcto
que pretextos tenga siempre
para escaparme a contemplarte,
que darte el mundo sea mi vicio
que no sea un suplicio la locura de familia que te espera
que cualquiera que ose desafiarte
choque con tu sonrisa,
con mi sangre.

-
1 año desde el 24 de Diciembre de 2007.

Categories: Producción Original Tags:

  1. Sin trackbacks aún.