Inicio > En clasificación > De Repente

De Repente

Viernes, 17 de diciembre de 2010 Dejar un comentario Ir a comentarios

De repente aparece lejano en lo profundo de mi oí­do las notas de su guitarra. Son acordes añejos, inocentes, no tan pulidos, pero suenan bien. No hay lí­ricas que acompañen las melodí­as, sin embargo la intención es tan clara que las letras no se echan de menos.

Cuando el cuarto de segundo que dura ese recorrido (por los tiempos viejos) colapsa sobre sí­, ya no escucho su guitara, lo noto ocupado (pero feliz), lo siento decidido y organizado, pero sobre todo lo noto lejos, lo suficiente como para creer que el hecho de no escuchar mas que acordes ficticios no se debe a la mera casualidad.

Siento que algo o alguien falló; no sé si fui yo, la economí­a o la educación… No lo sé. Solo sé que escuché tiempos mejores, y de esas notas, ninguna estaba situada en el futuro. Lloré un par de segundos, y luego entendí­ que todos los caminos son distintos, que no es tan raro cambiar las cuerdas después de todo. Lo extrañé otra vez, y ante la fulminante decisión de seguir extrañando o dejar de contar, ha sido menos duro el volver a ser extraños.

Curiosamente no fue una decisión que alguien haya tomado. Ya estaba tomada y solo habí­a que leer en voz alta la sentencia.

Categories: En clasificación Tags:

  1. Sin trackbacks aún.