Inicio > Producción Original > Comienza en el renglón de abajo, ésto es sólo el tí­tulo

Comienza en el renglón de abajo, ésto es sólo el tí­tulo

Sábado, 13 de febrero de 2010 Dejar un comentario Ir a comentarios

El mundo es simplemente un fractal infinito.
No se sabe su origen… ni tampoco se conoce su forma.
Porque, hay tantas formas…
Y formas de formas…
Entonces, ¿cómo se sabe cuál es “la” forma? ¿La tuya, la mí­a o la de él?
Y mientras más formas… más lejos de una sola forma. Pero más cerca también; porque “la” forma es todas esas formas. Pero nos resulta imposible captarla en su totalidad… es como mirar cualquier cosa, no la podemos ver en su totalidad, siempre hay una parte que no se ve. Con un objeto es fácil, uno lo rodea y ya está, vio todas sus caras, puede tener una idea de “la” forma de ese objeto; pero con el mundo es imposible. Está lleno de formas, hay tantas como significados en la teorí­a peirciana.
Es todo lo que vemos, sumado a todo lo que ven los demás, y lo que no vemos. Pero con el mundo no pasa lo mismo que con un objeto: siempre van a haber partes que no veamos, historias que no sepamos; en otras palabras, no tenemos la capacidad suficiente como para apreciar la totalidad.
Lo que pasa es que tenemos una pareja de caseros: pensamiento y lenguaje. Y resulta que viven afuera del todo.
Fue Lao Tsé (570-490 a.C.), señores, cuando dijo: “El todo es distinto a la suma de las partes”.

por deLtanea


  1. Sin trackbacks aún.