Inicio > Opinión > …Si hablamos de felicidad…(Parte final)

…Si hablamos de felicidad…(Parte final)

Viernes, 31 de julio de 2009 Dejar un comentario Ir a comentarios

Filosofí­a de la felicidad

Cuando ya se tiene conciencia de la decisiva diferencia entre el “sentir” y “creer que se siente”, se adopta una manera mas serena de ver las cosas. Esto no significa plenitud o satisfacción constante, solo es uno de los pasos para buscar correctamente el objetivo. Se aprende a diferenciar entre un error y el fracaso. Cabe recalcar que la felicidad esta lejos de ser una vida sin problemas ni preocupaciones, al contrario, de alguna manera la felicidad está en la filosofí­a que encuentra paz en la satisfacción personal de enfrentar problemas y salir victorioso.

De hecho, pienso que es mucho mas feliz quien ve los frutos de su trabajo que quien gana cien millones en algún juego de azar; además, la suerte de poco vale si no está acompañada de sabidurí­a, y feliz o lamentablemente dicha condición no se regala. Todos sabemos de personas que han ganado premios millonarios y a los doce meses tienen mas deudas que antes.

Los problemas derivados de la búsqueda de la felicidad son los mismos a todo nivel, el ser humano siempre quiere todo lo que no tiene, a menos que sea feliz. Una vez me tocó conversar con alguien que no tení­a una buena situación económica, no viví­a en la extrema pobreza pero sus finanzas no iban de lo mejor. Le pregunté si no le gustarí­a cambiarse de casa, tener una vida menos violenta, y para mi sorpresa su respuesta fue no. Aquel individuo, sin tener lujos me confesó que no estaba dispuesto a perder cosas para ganar otras. Una respuesta bastante certera para una pregunta bastante entrometida. Sacrificar para ganar es una de las cosas que mas detesta el hombre, la gran mayorí­a de este planeta siempre busca la forma de quedarse, como dice el refrán, “con pan y pedazo”. Sin duda una decisión sabia es la de resignarse, la de saber cuando no se tienen posibilidades, la de decidir por que se lucha, si por el pan o el pedazo. Este es otro paso para la carrera, luchar con todas las fuerzas pero saber mirar adelante para ver si se tiene o no la oportunidad de llegar a la meta. 

Salud, dinero y amor

La mentada y popular fórmula para ser feliz se ve tan fabulosa que provoca amnesia, logra que el ser humano tenga olvido total, que no recuerde que estas tres palabras (dignas de cualquier utensilio que se vende por TV en tres cuotas) no son decisiones personales, constan de factores externos y no somos dueños de esos factores. Podemos tratar de llevar una vida sana, pero el smog, los virus y las bacterias siguen estando ahí­; podemos tener mucho dinero, pero nunca el control sobre los intereses o los gastos; podemos hacer que alguien nos quiera, mas rara vez nos va a amar la persona a quien amamos. Podemos ser alegres, sin embargo lo difí­cil es ser feliz.

Benjamin

Imagen: flickr.com/photos/melodymontano

Categories: Opinión Tags: , ,

  1. Sin trackbacks aún.