Inicio > Literatura > Los liberados

Los liberados

Lunes, 27 de abril de 2009 Dejar un comentario Ir a comentarios

Los encuentro felices luminosos
incrédulos lozanos
que no saben todaví­a qué hacer con este mundo
que los mira pasar o los recibe
con asombro o con lágrima

sus cuerpos tienen señas para siempre
su mirada es un pozo
de dolor comprendido a duras penas

todaví­a sus ojos no se abren
de par en par
apenas son resquicios
que buscan
que proponen

son diez años más viejos
y más jóvenes
diez años de castigos y de juegos
con el muro y sus manchas
odios descabezados
amores tumultuosos e imposibles
el pájaro de todos
la jornada sin nadie

los encuentro tan tiernos y tan ásperos
tan lejanos de pronto
y tan contiguos
tan orgullosos de su nuevo pelo
de su flamante voz y sus camisas
de sus lecturas y sus escrituras
que me parecen luces de otra fiesta
cual si su sol fuera otro sol
y el tiempo
para ellos corriera en otro ritmo
en otra esfera
en otros almanaques

son diez años más torpes y más duchos
diez años de martirios y de oráculo
diez años sin espejo

todaví­a no hacen buenas migas
con ese viejo rostro familiar
no están acostumbrados a unos gestos tan suyos
ignoran cómo son para los otros
y acaso como son para sí­ mismos
pero en cambio conocen
y al cabo de este trecho ya no importa
todos los vericuetos del rencor desolado

los encuentros puntuales y rehechos
con su verde reserva de delirios
con la asunción corriente de su cuerpo
los sueños de cualquier resucitado
el cigarrillo que no se podí­a

los hallo temerarios y de estreno
con el viejo coraje hecho un ovillo
y un mar de expectativas
organizadas en el horizonte

Mario Benedetti

Imagen: flickr.com/photos/ojoespejo


  1. Sin trackbacks aún.