Inicio > Opinión > Santo Feriado

Santo Feriado

Viernes, 10 de abril de 2009 Dejar un comentario Ir a comentarios
© cafeliterario.cl

(Tómelo como quiera, como a esta foto, como a estas lí­neas seleccionadas de Galeano, como a este artí­culo, como a su café)

Una noche de Viernes santo, Marí­a la O se fue al rí­o. La madre intentó, en vano, detenerla:
-Piensa que están matando a Nuestro Señor Jesucristo…
La ira de Dios deja por siempre pegados a quienes hacen el amor en Viernes Santo, Marí­a la O no iba al encuentro de ningún amante, pero cometió pecado: nadó desnuda en el rí­o y el agua le daba cosquillas en el cuerpo, en los recodos prohibidos del cuerpo, y ella se estremecí­a de placer.
De: Procedimiento contra la violencia en Memorias del Fuego, Eduardo Galeano.


No hubo motivos ni argumentos. Judas jamás tuvo razón, ni en lo más mí­nimo, y aquí­ no se trata de creer o no creer, de ser o no ser cristiano. Ni siquiera lo nombraremos “pecado”, sino simple y llanamente un rompe códigos, hablo de valores, hablo de la fe en la palabra, de no partir de la base de la mentira, para luego con formulas lógicas llegar al valor de verdad. Se trata de que hay cosas que no se hacen.
Durante la última cena, su ultima cena, puede que usted haya estado haciendo una cosa o la otra, sin cumplir ninguna de las cláusulas que la fecha lo indique, perdón deberí­a decir que el calendario católico recomiende, pero esto ya no corre por su cuenta, no hasta cierto punto por lo menos o dí­game ¿a usted le preguntaron si querí­a bautizarse?.

Hoy de luto y sin misa, peor que una resaca sin agua. Y aquí­ ahora nos la pasamos diferente. Varias personas lo comentaban anoche en la cena; que el pescado, que la carne, que la gente que caminaba hacia la iglesia por la General Paz, que el transito parado, que el súper abierto y vendiendo bebidas alcohólicas, que la fecha justa para ver a los amigos. Todo con motivos, y ya con eso le ganamos a Judas. Puede que haya hecho las cosas como era debido para la iglesia; todos, a su manera hicieron lo debido, el mercado se preocupó de abastecernos de pescados, mariscos, pastas, tartas. Conduciendo abiertamente a dirigir sus preferencias. El turismo por su parte nos indica diferentes destinos, acomodados para bolsillos de crisis, y ni tanto, porque para salir de viaje unos dí­as en estos tiempos, las cómodas cuotas se lo deben permitir y usted puede que sea de los que dice que los lujos hay que dárselos en vida.
Por eso el combo resultante de feriados puede parecer sumamente atractivo para cualquier escapada; desde fí­sica, pero sobre todo mental.

Puede que haya habido por ahí­, algún solitario que no tuvo ni quien lo traicionara, ni nadie que le rompiera los huevos, ni por quien sentir pasión, ni carne ni pescado, ni feriados, ni luto, ni nada. La miseria y la soledad pueden vapulear el alma más que las balas y lo último en otras palabras puede haber sentido este personaje histórico al que hoy le debemos este dí­a de descanso o de reflexión, de resaca o de trabajo. (Marque usted la alternativa de su preferencia) Simple y llanamente un rompe códigos de la historia, habiendo cometido tal falta de valores, ha modificado su rutina, usted sabrá cómo responder.
…Amén.

“Tómalo con Calma”

Categories: Opinión Tags: , ,

  1. Sin trackbacks aún.