Inicio > Imprescindibles, Literatura > La muerte se escribe sola

La muerte se escribe sola

Sábado, 14 de marzo de 2009 Dejar un comentario Ir a comentarios

es.geocities.com

Vuelvo otra vez . Pregunto.
Tal vez ese silencio dice algo,
es una inmensa letra que nos nombra y contiene
en su aire profundo.
Tal vez la muerte detrás de esa sonrisa
sea amor, un gigantesco amor
en cuyo centro ardemos.

Tal vez el otro lado existe
y es también la mirada
y todo esto es lo otro
y aquello esto
y somos una forma que cambia con la luz
hasta ser sólo luz, sólo sombra

…Se fue a visitar a sus amigos, a los que aún estando bajo tierra siguen haciendonos vibrar con sus letras; a los 82 años de edad fallece, el recién pasado dia doce la poetisa peruana Blanca Varela.
Blanca se formó en Letras y Educación en la Universidad de San Marcos; de su trayectoria mencionamos importantes reconocimientos como el Premio Internacional de Poesí­a de Ciudad de Granada de Federico Garcí­a Lorca; el Premio Octavio Paz de Poesí­a y Ensayo en el 2001.

Blanca Varela es una poetisa que no se complace en sus hallazgos ni se embriaga con su canto. Con el instinto del verdadero poeta sabe callarse a tiempo. Su poesí­a no explica ni razona. Tampoco es una confidencia. Es un signo, un conjuro frente, contra y hacia el mundo, una piedra negra tatuada por el fuego y la sal, el tiempo, la soledad. Y, también, una exploración de la propia conciencia. Octavio Paz

La poetisa siempre fue modesta respecto a su obra, pues según dicen sus más cercanos jamás buscó ni el lucro ni el reconocimiento. Según su par poeta Edgar O´Hara que le hayan dado el Premio Reina Sofí­a en el 2007 “fue un acto de justicia” ante la trayectoria profesional de esta escritora.
Vivió muchos años en Parí­s, donde conoció y se relacionó con intelectuales y escritores de su época.
Para que sepan de que les hablo, aquí­ un breve poema

Historia

Puedes contarme cualquier cosa
creer no es importante
lo que importa es que al aire mueva tus labios
o que tus labios muevan el aire
que fabules tu historia tu cuerpo
a toda hora sin tregua
como una llama que a nada se parece
sino a una llama.

Respecto a sus libros publicados podemos mencionar: Este puerto existe, Luz de dí­a, Vals y otras confesiones, y Canto Villano. Finalmente su antologí­a poetica recoge su producción desde 1949 a 1998 y se titula Como Dios en la nada.

En relación con el tí­tulo de este articulo, es así­ como le puso a uno de sus poemas que dice:

la muerte se escribe sola
una raya negra es una raya blanca
el sol es un agujero en el cielo
la plenitud del ojo
fatigado cabrí­o
aprender a ver en el doblez…


  1. Sin trackbacks aún.