Archivo

Archivo para octubre, 2009

Mono Triste

Miércoles, 28 de octubre de 2009 Sin comentarios

sad_monkey_258844003_6716b242fa“Eres un poeta del dolor” fue su respuesta inmediatamente posterior a mis vueltas y vueltas virtuales, preguntándome porqué era que no me salí­a nada, porqué no podí­a escribir una cabrona linea encantada, si mi vida estaba completa. Fue un balde, no de agua frí­a, sino de clavos y tachuelas, que no me cayó encima sino hasta pasada la próxima futura nueva pésima emoción. Los decibeles de los aullidos se incrementaron rápidamente. Quedé como mono triste, y ahora si que fue en serio, como si ante mis ojos estuviera quemándose ya no solo mi árbol; la selva completa ardí­a en llamas, incluso yo… pero no me revolcaba ni intentaba apaciguar el fuego, porque el mí­o era un fuego contenido, un fuego de hormigas picándome, claro que no tan agradable como la canción de Guerra.

Ante tanta sensación inherente al ocaso, tuve pudor por los insectos, después de todo, ellos no le hací­an daño a nadie, salvo los mosquitos, pero esos, fruto de quórum y unanimidad a la hora de votar su exilio, ya no habitaban las llanuras de la comarca marqueciana. De hecho los bichos fueron los únicos que no pululaban de un lado al otro como todo el resto; se quedaron junto a mí­, rodeándome, pero no con ese abrazo nauseabundo que precede al ataque, mas bien como peón orgulloso, como mancha y escudo de acero. Leer más…

Categories: Ineditos, Producción Original Tags:

De Polí­tico a Poeta sin escribirlo

Viernes, 23 de octubre de 2009 Sin comentarios

lentes

 Trabajadores de mi patria  quiero agradecerles la libertad que siempre tuvieron,
la confianza que depositaron en un hombre que sólo fue interprete de grandes anhelos de justicia.
Seguramente radio Magallanes será callada,
y el mital tranquilo de mi voz no llegará a ustedes, no importa. Superará otros hombres este momento gris y amargo, donde la traición pretende imponer…
¡viva Chile! ¡viva el pueblo!¡vivan los trabajadores!
Estas son mis últimas palabras,
y tengo la certeza de que mi sacrificio  no será en vano.

Leer más…

Acaricia mi ensueño

Martes, 20 de octubre de 2009 Sin comentarios

Viceversa

Domingo, 18 de octubre de 2009 Sin comentarios

Tengo miedo de verte
necesidad de verte
esperanza de verte
desazones de verte

Tengo ganas de hallarte
preocupación de hallarte
certidumbre de hallarte
pobres dudas de hallarte

Tengo urgencia de oí­rte
alegrí­a de oí­rte
buena suerte de oí­rte
y temores de oí­rte

O sea
resumiendo
estoy jodido
y radiante
quizá más lo primero
que lo segundo
y también
viceversa.

Leer más…

De realidades y lobos

Miércoles, 14 de octubre de 2009 Sin comentarios

nothing safe 1

 

Cuando los lobos se visten de blanco;
la realidad se propone más  violenta e insatisfecha.
Exclama que lo nuestro es su mejor desborde,
exige una buena partida de nosotros sin pensar
que detrás de cada garganta hay un grito
que se expande con fuerza, que transmite poder,
que no se contenta con el espacio de sus pulmones, porque nuestros pulmones siempre son suyos.

Leer más…

Zoológico

Viernes, 9 de octubre de 2009 1 comentario

401475296_345dc36378

Fila para entrar, fila para registrarse, fila para atenderse. Lo primero que dudé fue si las autoridades de turno comprendí­an la magnitud de la palabra urgencia. Me antecedí­a una yegua que se desahogaba telefónicamente con algún familiar, por el hecho de tener que desembolsar cinco castañas por la atención. Desde una palmera pública no me hubiera molestado, ni siquiera lo habrí­a notado, pero mi acidez por la tecnologí­a me impidió ignorar que la hembra aquella llamaba desde su frambuerry-toch. Y se quejaba, y se retorcí­a, mas que los otros animales; me exasperaba con sus exigencias faciales y desaprobaciones visuales, como si sus moscas debieran reinar en todos los espacios.

Fue quizás el preludio del nudo de garganta, justo antes de que me apaciguaran los genios, de que me relajara la cara, de que me estirara el ceño.

La vi sentada en un rincón de aquel laberinto, tení­a la boca seca de tanto tragar saliva. Era una pantera anciana que se habí­a dejado las arrugas para recordar el camino de vuelta, para que cuando la muerte la deba encontrar, le pida que la acompañe con la mas solemne de las formas, y no arrebatándole el soplo en un descuido bruto. Su viejo se le habí­a resfriado. Leer más…

Drogadicta

Viernes, 2 de octubre de 2009 1 comentario

drogadicta

…al fin y al cabo pude haberme arrodillado a sus pies y haberlo abrazado llorando y suplicando “ne me quitte pas” pero no era preciso ni muy virtuoso. Me sentí­a despreciable a ratos, como quien quiere detener el tiempo y retroceder el video casete de cual pelí­cula era una humorada donde ella podí­a soñar con lo hermoso que serí­a, no un caminar de la mano ni jurarse amor eterno porque eso es superficial, sino poder hablar con los ojos, respirar latidos, sentir al igual que el otro…

Leer más…