Archivo

Archivo para la categoría ‘Café Literario’

Guillermo Deisler y los orí­genes de la poesí­a visual en Chile

Martes, 1 de febrero de 2011 Sin comentarios

Guillermo Deisler González fue un gran y prolí­fico artista chileno, el cual llevó en primera instancia una reconocida labor en su paí­s de origen, para después extenderla en el extranjero con la misma profundidad y dedicación, producto del horrible exilio durante el régimen de la dictadura militar a la cual se opusieron ideológicamente numerosos artistas e intelectuales de la época, obligados por su pensamiento a abandonar sus paí­ses en forma indefinida. Su producción artí­stica es basta y comprende una gama diversa de disciplinas, entre las que se encuentran la poesí­a visual, el grabado, el arte postal y la labor editorial, la que cumple un fin importantí­simo en el desarrollo de su trabajo artí­stico a finales de los años 60’s a través de su sello Mimbre, publicando alrededor de 50 tí­tulos diferentes en conjunto con una serie de grabados suyos impresos de manera artesanal. De esta manera y en esa misma época, el autor comienza a ponerse en contacto con las tendencias que circulaban a nivel latinoamericano y que se aunaban bajo el nombre de Nueva Poesí­a, en la cual se compartí­an una serie de preceptos que tení­an como objetivo la búsqueda de nuevas formas de expresión poética, no con el fin de la destrucción ni de la negación de las formas clásicas, si no con la intención de la realización del enlace entre diversas disciplinas de las que no se podí­a negar el reconocimiento mutuo que existí­a entre ellas en su esencia.

Guillermo Deisler

Leer más…

Feliz Año Nuevo

Miércoles, 18 de noviembre de 2009 Sin comentarios

3689261334_0a55d5ae77

Un aborto de lógica, un castillo de arena
un cegador brillo asentado en los ojos
deseos, enojos, drogadictas, princesas
manzanas y fresas, libres y presas,
fábulas y cuentos, monos y golpes
rencores docentes, trenes y rí­os
luces y equipajes, viajes y colores,
negativos dolores, austeros deberes
viceversas, zoológicos, ni temores ni hastí­o
regadí­os de auroras, gritos y manifiestos
incestos boreales, soplos y escenas
flores y cielos, parques y puertas
cementerios y amores, maestros y cuervos
metáforas de nubes, Venus y Marte
abriles, diciembres, y un par de estandartes
exilios de arte, remates falibles
dados y causas, idilios posibles
hechos factibles, heredados del alba…

Trescientos y algo, sesenta y un poco,
cinco y unas horas repletas de todo,
respiros feriados, honestos y generosos
años grosos, dí­as buenos
palabras del alma,
al alma y al clavo.

Quieren que siga… o quieren que vare
al fondo del beso, atrás de los vientos;
“detrás de las alamedas” me dijo
tomándome la mano, bailando con las hojas
y aunque casi se me enoja, pudo hacerse
el tiempo preciso para dejarme
a medianoche celebrando
la vida es una fortuna
vistosa, próspera y bella.

Un año para tí­, para don Mario,
para el vagabundo con sombrero de copa,
para Dolores y Amaranta, para los lentos y las locas,
para los que se bancan el mal rato cuando no nos guí­an los dioses,
para los que vuelan veloces cuando nos leen la sangre.

P.D.: Deja tu saludo después del salto. No mordemos. Leer más…

Categories: Café Literario Tags:

Falible

Viernes, 24 de abril de 2009 Sin comentarios

Estaba Dios sentado al borde del universo, mirando satisfecho su creación; “todo esto es muy hermoso” pensó, “pero no tengo con quien hablar”. Levantó su mirada y creo un nuevo planeta e hizo brotar la vida, “a las 11 nacerá mi elegida, Marí­a, a las 11.05 mi hijo” y esperó pacientemente mientras se daba una vuelta por el universo.

Cuando volvió su hijo lloraba en una cruz y con voz lastimera le decí­a: ¡Padre! ¿Porqué me has abandonado?. “¡¡Cresta!!” pensó, “¡¡Pero otra vez lo mismo!! Esta vez no arregló nada”. Leer más…

Cola

Martes, 14 de abril de 2009 1 comentario

Y así­ nos va
como… como un perro que persigue su cola
la iteración del sueño
ese que dejamos para después.

Un intento de olvido que, en cada nuevo intento
suena mas a constante que propuesta de amnesia;
contratos firmados con multas por retiro
sin mediadores,
solo el lápiz entre los dedos y firma
el consuelo pagano de volver a ese segundo
en donde fuiste lo que no imaginas
donde eres lo que, sin pena ni gloria
juraste jamás ser.

Me sigo persiguiendo la cola,
y ya estoy algo mareado.
Hoy pagué por completo una deuda
la pregunta es:
¿Podré prescindir de ella ahora? Leer más…

Café Interrumpido

Sábado, 11 de abril de 2009 Sin comentarios

- ¿Qué fue eso? ¿Quién es él?

- La iteración de un sueño, la vuelta a empezar. Yo, en la conciencia del sin futuro, él en la expectativa de la ilusión que nunca fue, y que en realidad jamás será. í‰l y los 4 hijos que siempre dijo que tendrí­amos, rubios, crespos, de ojos claros. Y esta vez yo, como nunca antes, le diré que no, que no hay en mis planes cuatro hijos, que ya nada es como hace exactos 10 años atrás.

Y él llegará a mi casa, tal como lo hizo en aquella ocasión, y me pedirá fuego para el cigarro que probablemente no alcancemos a terminar antes de que las ganas puedan más. Y me dará un beso, exactamente igual al que me dio 10 años atrás, tan dulce, tan dolorosamente inolvidable, que me hará pensar en todo el tiempo perdido sin él, pero en el fondo sé que sólo será una falacia.

Y haremos cosas que nunca antes habí­amos hecho, pero con la horrenda certeza de ya haberlas hecho un millón de veces antes, y nos reiremos de eso, de la confianza no perdida, de la conciencia de un pasado que no fue, pero que se siente (sí­, se siente) tan real como si hubiera acaecido, entonces llegará el momento en el que mi orgasmo no llegue, y él se sentirá mal por eso, y yo lo fingiré sólo para reafirmar su hombrí­a, ¡Quién sabe! En una de esas reafirmándola consigo sentir algo, y llegará su orgasmo, la eyaculación exultante de haberlo conseguido, con 10 años de retraso, pero conseguido al fin y al cabo, con sabor a victoria para él… amarga derrota, constatación de soledad para mi… Leer más…

Honesto y Generoso

Jueves, 9 de abril de 2009 Sin comentarios

Valparaí­so es un travesti. Un travesti honesto y hediondo a orines. No maquilla la miseria, ni se sonroja al ver al marinero entrando a un motel de la mano de un compañero mas afortunado. Perros sarnosos y gatos bohemios lo acompañan por estas estrechas y sucias calles, que hoy recorre y por las cuales ayer se arrastró. Da servicio a quien lo quiera: estibadores, estudiantes, borrachines, jubilados de la Plaza Echaurren e incluso soporta a los pseudopoetas que vagan por las aceras. Valparaí­so no aparenta, es como es. Si no te gusta, puedes irte con la puta de al lado.

Rinaldo Vidal, Puerto Varas
Mencion Honrosa Valparaí­so 2004

Imagen: flickr.com/photos/rodrigobasaure

Categories: Café Literario Tags:

Me voy a que me canten

Sábado, 4 de abril de 2009 Sin comentarios

Me voy por un senderito
sembrado de blancos yuyos
y en árboles en capullo
ya cantan los chincolitos.
En el estero infinito
se están meciendo las aguas,
la sombra de la patagua
me recibe con cariño,
las lágrimas, del corpiño,
resbalan hasta mi enagua.

Detrás de las alamedas
se duermen los animales,
perfuman los cereales
las trémulas sementeras.
Las hojas por vez postrera
me brindan una sonrisa
y me refresca la brisa
con sus esponjas, la frente.
Respiro serenamente,
ya nada me martiriza.

Semana que mis rosales
estaban ya florecidos
yo con mi malo sentido
vi sólo sus espinales.
Las nubes primaverales
parecen una pintura,
los campos con su verdura
me han descorrido el telón.
Mis ojos bailan al son
del viento por la llanura.

Ya no me clava la estrella,
ya no me amarga la luna,
la vida es una fortuna
vistosa, próspera y bella.
Sus lluvias y sus centellas
nos engalanan los aires
nos brindan como una madre
su aliento renovadero.
Ya siento que el mundo entero
está de canto y baile.

La muerte, Violeta Parra.
Eduardo “Lalo” Parra Sandoval
29 de junio de 1918 | 04 de abril de 2009.

Imagen: dondestastomas.blogspot.com

Grandes momentos en la evolución

Domingo, 22 de marzo de 2009 Sin comentarios

The Far Side es el universo más extraño de cuantos han nacido en el mundo de las tiras de prensa norteamericanas. Su creador es Gary Larson, un autor curioso, licenciado en biologí­a y con un sentido del humor que bascula entre lo absurdo y lo delirante.

Amado u odiado. Una oda al humor elaborado, que tanta falta nos hace de vez en cuando, y del cual hay bastante material en este link.

Si fuéramos una aldea de 100 personas

Martes, 17 de marzo de 2009 Sin comentarios

“Si tienes comida en tu refrigerador, y tus ropas en un ropero; si tienes una cama para dormir y si tienes un techo sobre tu cabeza, eres mas rico que el 75% de la población mundial.”

The Miniature Earth es una pieza audiovisual publicada por primera vez en la web en el año 2001, y nos muestra como serí­a el mundo si en él solo vivieran 100 personas. Ciertamente no es más que estadí­stica, una estadí­stica desgarradora que nos recuerda lo que casi nunca recordamos, una forma de exponer los números de nuestro planeta en palabras simples y crudas, cosa que a nadie se le olvide lo que tiene. Leer más…

Calvin y Hobbes

Sábado, 28 de febrero de 2009 Sin comentarios

Debo confesar que cuando me encontraba con Calvin y Hobbes en el diario, pocas veces le encontraba la gracia a los chistes, hasta que un dí­a, tomando té en la casa de Mariana, Ví­ctor (su hermano) me comentó sobre el trasfondo de la tira cómica.

Nietzsche, Duchamp, Shakespeare, y un sin fin de nombres y movimientos derivados mas… Ninguno se salva; todos son mencionados en alguna publicación, con una mirada magistralmente realista de las comodidades del hombre actual.

Bill Watterson es el creador de Calvin, un imaginativo niño de 6 años y su sarcástico tigre, Hobbes (un peluche), los cuales cambiaron radicalmente la idea sobre las tiras cómicas.

Calvin, llamado así­ en referencia a Juan Calvino, teólogo del siglo XVI, fundador del calvinismo y fiel a la idea de que todos nuestros caminos están predestinados, mientras que Hobbes recibe su nombre del filósofo Thomas Hobbes (siglo XVII), quien veí­a a la naturaleza humana de una forma bastante negativa.

Watterson tení­a una extraña fijación por la nieve, por los muñecos de nieve para ser exactos, algo bastante parecido a lo que le sucedí­a a Tolkien con los árboles. Fijación de la cual pueden encontrar bastante en el sitio www.calvinyhobbes.com